Verdades de las Viviendas Prefabricadas

Las casas prefabricadas nacieron como una alternativa habitacional económica y más accesible que en ocasiones formaba parte de asentamientos rurales e incluso móviles. Se trataban de diseños bastante básicos y estandarizados orientados principalmente a un mercado de estrato social bajo.

Con el tiempo, esta tendencia generó un estereotipo sobre los inmuebles prefabricados y algunos prejuicios que han perdurado durante décadas y tardado en desaparecer.

Sin embargo, a la luz de las nuevas tecnologías y la amplitud de un mercado inmobiliario que se rebusca entre las alternativas habitacionales, las construcciones modulares han sufrido una transformación y ganado preferencia en la demanda.

Ante lo que se considera una nueva realidad, es justo derrumbar algunos mitos y desmentir aquellas falsas afirmaciones que te alejan de invertir en una casa prefabricada como opción para construir un hogar para tu familia.

1. “Son de mala calidad” ( vida util de una casa prefabricada)

La creencia de que las casas prefabricadas se deterioran con facilidad es falsa, aunque de eso depende el sistema de trabajo utilizado. Las fábricas de piezas modulares cumplen parámetros técnicos específicos para garantizar una calidad similar e incluso superior a las viviendas tradicionales.

2. «No son resistentes e inseguras”

Los materiales de las casas modulares modernas son de alta calidad y las piezas son diseñadas para para soportar esfuerzos dinámicos como en la transportación. Bajo estos parámetros la estructura es resistente a factores climáticos extremos y segura ante movimientos sísmicos.

3. «Tienen diseños estandarizados”

Aunque se aplican los conceptos básicos prefabricados, los nuevos modelos de casas prefabricadas tienden a ser modernos, personalizados y con acabados exclusivos. Se rompe con el mito de que son feas, puesto que pueden adaptarse a una infinidad de estilos y gustos.

4. «Son igual o más costosas”

Al pensar en diseños exclusivos y materiales de alta calidad tecnológica, se tiende a creer que los precios de casas prefabricadas son elevados. Tampoco se puede decir que son baratas, pero su valor final depende de múltiples factores de construcción que facilitan la ejecución de la obra y abaratan los costos, lo que resulta en una economía para el comprador.

5. «No se pueden remodelar”

Esta es otra condición que ha cambiado. Con las casas prefabricadas actuales se facilitan las reformas, ampliaciones y remodelaciones con el simple desarmado y rearmado de las piezas de una habitación. Todo ello sin los desechos y escombros generados en reconstrucciones de concreto.

6. «No cumplen con la normativa”

Este factor tiene que ver con la calidad y la seguridad, por lo que también constituye un mito. Las fábricas de viviendas modulares como CreaCasa se rigen por una ley de ordenamiento para la edificación y cumplen los estándares establecidos en un código técnico. También pueden certificar condiciones de aislamiento y eficiencia energética.

7. «Se deprecian rápidamente”

La creciente popularidad de la construcción casas prefabricadas ha hecho que la demanda también vaya en aumento, haciendo que sus precios sean competitivos en el mercado secundario y constituyéndose en una oportunidad de inversión cada vez más rentable. Esta dinámica de comercialización  hace que la teoría de la depreciación tras la construcción sea falsa

 

«Los inmuebles modulares suponen un ahorro cercano al 30%.»

 

Algunas razones de las prefabricadas

Luego de desmontar algunos mitos que estereotipaban el concepto de las casas prefabricadas, es hora de conocer algunas certezas por las cuales este tipo de viviendas se están convirtiendo en una alternativa para las familias colombianas.

Una de las principales ventajas es el costo en comparación con las construcciones tradicionales con características estructurales similares. Los inmuebles modulares suponen un ahorro cercano al 30%.

También se construyen en al menos la mitad del tiempo, lo que acelera los plazos de entrega, dinamiza las campañas de promoción y comercialización, beneficia la ocupación inmediata y garantiza la rentabilidad a corto plazo.

No importa en qué ciudad se encuentre asentada una familia, una casa prefabricada en Medellín puede ser trasladada en partes y ensamblada en cualquier parte del país. En caso de mudanza, pueden ser desarmadas y movilizadas a otra parcela.

Aunque CreaCasa tiene modelos base de donde escoger, cada cliente puede participar en el diseño de su hogar y personalizar la distribución de espacios de acuerdo a sus necesidades.

Además debes saber que las prefabricadas Colombia están certificadas como bienes inmuebles que pueden ser financiados y las entidades bancarias empiezan a abrir sus opciones a los créditos hipotecarios. Esta es otras de las razones que hacen de las casas prefabricadas una alternativa habitacional viable.

Si quieres saber más y recibir una asesoría personalizada y gratuita agenda ahora mismo una cita con nosotros aquí http://bit.ly/2NEKyaP o llámanos a los números (4) 481 1022 o 310 5015898


¡Estamos para acompañarte a hacer realidad tu sueño de casa propia!

Share This